¿Qué es el Pluralismo?

admin, 23 agosto 2011, Sin comentarios
Categorías: Uncategorized

Marcos García -Tornel C.

La palabra pluralismo es, sin duda alguna, una palabra “de moda”, a diversos niveles; esto es particularmente cierto, al menos en Bolivia, desde el debate constituyente y la aprobación de la “nueva” Constitución Política del Estado.
¿Pero en qué consiste? ¿Hay una idea clara de lo que es el pluralismo? Nunca ha sido más importante entender a cabalidad el concepto de pluralismo, teniendo en cuenta que la Constitución reconoce que la pluralidad y los pluralismos son fundamentos esenciales de Bolivia; desde el preámbulo donde reconoce que el pueblo boliviano es de composición plural, y en su primer artículo reconoce que es un Estado plurinacional, que se funda en la pluralidad y los distintos pluralismos (político, económico, jurídico, cultural y lingüístico). En este sentido en el reconocimiento constitucional hay una triple pluralidad (pluralidad de naciones y pueblos, pluralidad en la composición de la sociedad y pluralidad en el Estado como institución).
Por esto es importante establecer algunos lineamientos, por simples que sean, sobre lo que es el pluralismo. Según Sartori podrían existir dos objeciones al concepto y noción de pluralismo:
“(…) La Primera objeción puede ser que el concepto de pluralismo es difícil, demasiado oscuro y complejo como para servir verdaderamente de hilo explicativo; o bien, por el contrario, que la noción de pluralismo se ha convertido en una noción que sirve para todo y por ello resulta demasiado fácil y demasiado vacía como para tener utilidad (…)”. 1
Es el segundo de éstos es que preocupa más, pues parece que pluralismo se ha convertido (o tiende a convertirse) en un significante vacío, un significante que carece de significado, y por lo tanto podría abarcar cualquier cosa o cualquier contenido.
El pluralismo, o la pluralización tiene antecedentes claros, y trata principalmente un tema esencial, aquello que Wieviorka llamó la diferencia 2 la cuestión es preguntarse como convive lo diferente; esto parte desde un elemento de racionalidad en tanto ha habido un desplazamiento de la razón única a la razón múltiple en el contexto moderno, lo que Welsch denominó la pluralización de la razón:
“Welsch (…) distingue dos estadios en el proceso de pluralización: 1º pluralización como diferenciación y separación de la razón unitaria tradicional en tipos de racionalidad, y 2º pluralización, en sentido propio y estricto, como concurrencia simultánea de paradigmas diferentes”. 3
Este proceso de dos momentos no se da únicamente en la pluralización epistémica de la racionalidad, sino que puede reconocerse también en el desarrollo de la postura pluralista en cualquier ámbito; resulta un buen ejemplo el desarrollo del pluralismo cultural: pertenecen al primer estadio las propuestas comunitaristas y multiculturalistas 4 que se preocupan principalmente por el reconocimiento de la diversidad cultural y la protección externa a las culturas, aun cuando queda latente el riesgo de que esto pueda llevar a implicar su separación; en cambio al segundo estadio pertenece la propuesta propiamente de pluralismo cultural, pues reconocer la existencia concurrente y simultánea de diversos paradigmas culturales en el mismo espacio (en este caso territorial).
El “problema” alrededor del cual pretende trabajar el pluralismo cultural no es nuevo, está en el debate político desde la década de los 80’s; y se han planteado multitud de soluciones, siendo quizás las más aceptadas las de la interculturalidad y la política del reconocimiento.
El discurso de la interculturalidad propone que las diversas culturas deben dialogar entre sí, esta idea fue posteriormente criticada en tanto no tomaba en consideración que las culturas no dialogan en un plano de igualdad, pues siempre se recurre a una cultura madre o dominante que sirve de marco de “traducción cultural” manteniendo siempre la situación de asimetría cultural (derivada, por ejemplo, de procesos coloniales y post – coloniales). 5
La política del reconocimiento, propuesta por Taylor, considera que el problema esencial es la falta de reconocimiento legítimo pues los grupos dominantes reconocen (cuando lo hacen) a los grupos subalternos bajo un menosprecio cultural, llegando incluso a la situación crítica en la que el dominado se reconoce a sí mismo como inferior. 6
Retomando a Sartori, éste plantea que la visión pluralista supera ambas, pues considera que estas (tanto la interculturalidad como la política del reconocimiento) no toman en cuenta un elemento esencial, el del reconocimiento recíproco.
“El pluralismo [cultural] (…) por supuesto respeta una sociedad multicultural que es existente y preexistente. Sin embargo, el intento primario del pluralismo es asegurar la paz intercultural, no fomentar una hostilidad entre culturas. Los liberals americanos que defienden el multiculturalismo hablan de una política del reconocimiento (recognition). Pero convenientemente olvidan preciar que un contexto pluralista postula un reconocimiento recíproco. Un reconocimiento que recibe a cambio un radical desconocimiento es antipluralista”. 7
En este sentido, en el pluralismo las diversas culturas coexistentes se reconocen mutuamente como válidas y valiosas, en un plano de igualdad, pues ya no es una cultura que reconoce a las otras, sino que se reconoce entre ellas. El pluralismo si toma en cuenta la base de aquellas propuestas anteriormente mencionadas: la tolerancia.
“Se entiende que tolerancia y pluralismo son conceptos distintos, pero también es fácil entender que están intrínsecamente relacionados. En este sentido: que el pluralismo presupone la tolerancia y, por consiguiente, el pluralismo intolerante es un falso pluralismo”. 8
Lo explicado al respecto del pluralismo cultural se puede aplicar a cualquier modelo pluralista, brevemente otro ejemplo: en el pluralismo jurídico para que este sea verdadero deben coexistir diversos sistemas jurídicos en plano de igualdad jerárquica e influencia mutua. 9
Ésta es básicamente la riqueza de la postura pluralista, al reconocer lo plural se reconoce la coexistencia, la tolerancia, el reconocimiento recíproco y la influencia mutua de los diferentes, que pueden vivir en un plano de igualdad sin que esto lleve a separación, sin que la existencia de lo múltiple derive en fragmentación 10, convirtiéndose la sociedad en una unidad de composición plural, como lo aprehende el preámbulo de la Constitución Política del Estado; es en ésta configuración de la pluralidad de la sociedad, o dicho de otro modo, la composición plural del pueblo boliviano donde se da el verdadero pluralismo, pues implica la coexistencia y convivencia igualitaria no fragmentaria de formas de vida y proyectos civilizatorios distintos, y ahí radica esa característica esencial de la nueva forma – estado: lo Plurinacional

1 Sartori, Giovnni. “La sociedad multiétnica”. 2001. Editorial Taurus. Pg. 17
2 Sobre este tema, véase Wieviorka, Michel “Cultura Sociedad y Democracia” en, Wieviorka, Michel et al. “Multiculturaliso: Desafíos y perspectivas”. 2006. Editorial siglo XXI
3 Welsch, citado por Bermejo, Diego. “Posmodernidad; pluralidad y transversalidad” 2005. Editorial Anthropos. Pg. 18
4 Para una introducción a los planteamientos comunitaristas y multiculturalistas véase Gargarella, Roberto. “Las teorías de la justicia después de Rawls”. 1999. Editorial Paidós.
5 Sobre esto este tema, véase Viaña, Jorge et al. “Construyendo la Interculturalidad Crítica”. 2009. Instituto Interamericano de Integración – Convenio Andrés Bello.
6 Véase Taylor, Charles. “El multiculturalismo y la ‘política del reconocimiento’ “. Ed. Fondo de Cultura Económica. 1993
7 Sartori, Giovanni. Op.cit. pg. 33
8 Sartori, Giovanni, íbid. pg. 19. El resaltado es del original.
9 Sobre esto véase Rodríguez Veltzé, Eduardo et.al. “Pensar este tiempo: Pluralismo Jurídico”. Edición conjunta de la fundación Konrad Adenauer Stiftung y la Universidad Católica Boliviana. 2010
10 Sobre ésta posibilidad de unidad/diversidad, véase Nancy, Jean – Luc. “Ser Singular Plural”. Editorial Arena. 2006

Fuente:La Epoca

Share

Comentarios

Deje un Comentario:

Nombre *

Correo (oculto) *

Sitio Web