Ciudadanos de diversos países se movilizan en apoyo a Wikileaks y por la libertad de Assange

admin, 10 diciembre 2010, Sin comentarios
Categorías: Mundo
Etiquetas: ,

Por: Kaos. Internacional

Los seguidores de Wikileaks no han permanecido de brazos cruzados ante los sucesivos ataques que vienen sufriendo los intereses y el personal de la Web. Wikileaks se apoya en la ciudadanía…

Acoso a Wikileaks

Más allá de las suspicacias que puede generar el extraño proceder de Wikileaks, cediendo los 250.000 cables diplomáticos a un cártel compuesto por cinco de los falsimedios más influyentes del mundo, lo cierto es que a los poderes fácticos que gobiernan el mundo no les ha sentado nada bien que se hagan públicos los documentos filtrados por la página de Assange.

Desde el mismo día en que se hicieron públicos los primeros documentos, y se pudo saber que estos trataban sobre las comunicaciones entre el Departamento de estado de los EEUU y sus embajadas en todo el mundo, diplomáticos, políticos y demás agentes capitalistas del Planeta comenzaron a ponerse muy nerviosos.

Hasta ahora, lo que ha salido publicado a través de los medios que componen el cártel que ha monopolizado la información suministrada por Wikileaks, ciertamente no sólo no perjudica gravemente la imagen de EEUU ante el mundo, si no que, incluso, está sirviendo para la defensa de sus intereses, con ataques velados a Irán, Venezuela, Corea del Norte, y demás países “enemigos”. No era de esperar otra cosa teniendo en cuenta el carácter pro imperialista y pro estadounidense de los medios que están manejado los documentos.

Sin embargo, esto no quita para que, poco a poco, vayan viendo la luz algunos documentos que ciertamente dejan en muy mal lugar tanto a los EEUU como, sobre todo, al servilismo imperial con el que actúan sus aliados en todo el Planeta. Nadie que haya tenido contacto con la embajada de los EEUU es los últimos años se puede sentir tranquilo. En cualquier momento ese asunto turbio que un día trató con el embajador de turno, puede salir a escena. Es comprensible, pues, el ímpetu con el que se está intentando destruir a Wikileaks desde todos los frentes posibles. Hay mucha gente asustada por lo que se pueda saber de sus actividades políticas o económicas en las próximas fechas.

Amazon les ha cerrado el servidor. Francia estudia como hacer lo propio con los servidores alternativos que la página ha encontrado en este país. PayPal les ha cancelado la cuenta con más de 60.000 Euros en ella. Bancos suizos les ha  cerrado igualmente el grifo, Visa y MasterCard más de lo mismo, y así sucesivamente. La Revista TIME elimina a su fundador de la lista de candidatos al Hombre del Año, cuando iba en primera posición. Además, Julian Assange se encuentra detenido en Londres, por una acusación de abusos sexuales proveniente de una mujer vinculada con la CIA, y los EEUU ya están haciendo todo lo posible para encontrar vías legales con las que poder pedir su extradición al país norteamericano.

Creciente red ciudadana internacional da su apoyo a la organización

Esta brutal embestida de los amos del mundo contra Wikileaks, y especialmente contra su fundador, es difícil, por no decir imposible, de resistir para nadie sin un gran respaldo detrás. Como son precisamente los Estados y sus multinacionales quienes están canalizando la caza de brujas,  Wikileaks puede apoyarse únicamente en una creciente red de ciudadanos de diversos países del mundo que han comenzado ya a unirse y a realizar diversas acciones en apoyo a la página Web y en defensa de su fundador.

Hoy mismo, un grupo de piratas informáticos autodenominado Anonymous (Anónimo) ha reivindicado un ataque contra las páginas web de MasterCard y Visa, en represalia por la decisión de estas compañías financieras de retirar los servicios que prestaban al portal Wikileaks. El mismo grupo de ‘hackers’ sería el responsable también de un ataque similar a la Fiscalía sueca, que ha presentado los cargos por abusos sexuales contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange. Anonymous ya había atacado previamente el banco suizo que congeló las cuentas de Assange y la empresa PayPal, que también ha cancelado los servicios de transferencias monetarias que prestaba al portal de filtraciones. Twitter y Facebook no han tardado en reaccionar, y a estas horas han clausurado ya las cuentas que el grupo de activistas cibernéticos tenía en ambas redes sociales.

Pero los ciudadanos y ciudadanas que están tratando de mostrar su apoyo a la página de contrainformación más famosa de la historia, no sólo están apoyando estos ataques informáticos, sino que han lanzando diversas campañas de boicot contra las empresas que han decidido actuar contra Wikileaks. Como consecuencia del ataque a Wikileaks, ciudadanos y publicaciones digitales —de manera completamente espontánea— están promoviendo desde el pasado sábado una campaña de boicot contra PayPal y Amazon consistente en contundentes métodos: se pide que todo aquel que quiera apoyar a WikiLeaks cierre sus cuentas tanto en PayPal como en Amazon, lo que es muy simple:

  • Cómo cerrar una cuenta de PayPal
  • Cómo cerrar una cuenta de Amazon
  • Así mismo, se está creando una red de espejos del servidor de Wikielaks para evitar que la información pueda perderse y sufrir ataques, de hecho la dirección wikileaks.org fue atacada y bloqueada ya el mismo día en que se dieron a conocer los primeros cables y está constantamente inestable desde entonces debido a este cerco contra la organización, por el momento el sitio oficial esta en wikileaks.ch.

    Con relación a la detención de Julian, éste había encriptado un fichero con más revelaciones comprometedoras del caso #cablegate que en caso de que le ocurriera algo la clave sería publicada, lo que está siendo conocido como un “seguro de vida online”, también se recomienda descargar el fichero juntamente con los datos del #cablegate.

    Además, diversos colectivos civiles y políticos están comenzando también a movilizarse pidiendo la inmediata libertad de Assange. Poco después de conocerse que el fundador de Wikileaks había sido detenido, un grupo de ciudadanos creó en internet una plataforma “por la libertad de Assange”, que puede ser leída hasta en cinco idiomas diferentes, y desde la cual pretenden centralizar los apoyos de la ciudadanía, así como informar de las medidas y acciones de apoyo que se vayan llevando a cabo (en internet o por otros medios) en todo el mundo. La página de la plataforma la pueden encontrar aquí: http://freeassange.org/es

    Existe también otra plataforma que está tratando de reunir firmas para luchar contra “el asalto” que, según ellos, esta sufriendo Wikileaks. Su objetivo es reunir millones de firmas en los próximos días, con las que poder tener voz en todos los medios de comunicación. Las firmas se pueden insertar a través de la siguiente dirección: http://www.avaaz.org/es/wikileaks_petition/?vl

    En el Estado español, por ejemplo, EU de Baleares ha anunciado hoy que iniciará una campaña de solidaridad política y ciudadana con Wikileaks y su máximo responsable, Julian Assange, debido al “acoso al que se le está sometiendo“. En un comunicado, el partido ha anunciado que, con el objetivo de denunciar la “conspiración” que sufre Wikileaks, EU presentará una moción en las diferentes instituciones de las islas y, además, realizará una charla informativa sobre el tema. Su campaña constará también con diversos espacios virtuales de denuncia.

    Igualmente, a traves de la página  http://freewikileaks.eu/, un grupo de ciudadanos, encabezados por Isacar Marín, de tan solo 18 años, y junto a dos compañeros más, están impulsando la iniciativa española de ‘FreeWikiLeaks’, desde donde han sido ya convocadas manifestaciones de apoyo para el sábado 11 de diciembre a las 18.00 horas frente a las embajadas y consulados de Reino Unido y Suecia en siete ciudades: Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Lanzarote y Cádiz.

    Por otro lado, usuarios de Twitter emprendieron una campaña de boicot a la red social por supuestamente alterar los Trending Topics y evitar que aparezca cualquier referencia a WikiLeaks. A través de los hashtags #DíaSinTwitter y #DayWithoutTwitter los twiteros invitan a evitar acceder al sitio de microblog para expresar su descontento con la captura del fundador de WikiLeaks y contra lo que consideran intento de “censura” por parte de los administradores de Twitter.

    Apoyos también entre personalidades destacadas

    Aunque los partidarios de Assange no sólo se pueden encontrar entre anónimos ciudadanos. Entre estos simpatizantes figuran también varias personalidades que el martes ofrecieron conjuntamente hasta 180.000 libras (285.000 dólares, 213.000 euros) para la fianza de Assange, entre ellos el cineasta Ken Loach. Incluso el renombrado lingüista, filósofo y activista estadounidense Noam Chomsky se unió a una petición de intelectuales australianos para que el gobierno de Canberra expresara “un apoyo firme” a su conciudadano ante las “graves preocupaciones” por su seguridad que genera la “retórica cada vez más violenta” en su contra desde que se inició la publicación de los cables del Departamento de estado de los EEUU. El periodista español Ignacio Ramonet, presidente honorario de “Le Monde Diplomatique”, denunció también hoy en Ecuador que Assange es víctima de una persecución para “silenciarlo”, y llamó a la ciudadanía a movilizarse.

    Igualmente, un grupo formado por especialistas en Inteligencia, Seguridad y Defensa que revelaron en el pasado información secreta gubernamental de varios países, publicó una carta de apoyo a WikiLeaks y a Assange, por su tarea de difundir documentos confidenciales. La misiva fue firmada, entre otros, por Daniel Ellsberg, que filtró los documentos del Pentágono; Katharine Gun, una ex traductora de los servicios secretos GCHQ (Inteligencia británica) que reveló informes sobre la guerra de Irak; Craig Murray, ex embajador británico en Uzbekistán, quien fue despedido por revelar casos de torturas en ese país. Además, la carta lleva la firma de Frank Grevil, un ex analista de Inteligencia danés que fue detenido por entregar a la prensa documentos que demostraban que el premier de Dinamarca, Anders Fogh Rasmussen, (hoy Secretario General de OTAN) sabía que no había pruebas sobre las armas de destrucción masiva en Irak. Otro firmante es David MacMichael,un ex analista de la CIA que renunció cuando descubrió sus planes de apoyo a las dictaduras en América central en los 80; y Coleen Rowley, un ex agente especial del FBI que en el 2002 reveló las fallas de esa oficina para prevenir el ataque del 11 de septiembre.

    WkiLeaks ha sacado al genio de la transparencia de su botella bien opaca, y fuerzas poderosas en Estados Unidos, que prosperan en el secretismo, están tratando desesperadamente de poner de nuevo al genio en la botella“, escriben en la carta estos especialistas.

    En definitiva, los seguidores de Wikileaks no han permanecido de brazos cruzados ante los sucesivos ataques que vienen sufriendo los intereses y el personal de la Web. Wikileaks se apoya en la ciudadanía mundial para ganar el pulso a los gobiernos. Y la ciudadanía parece que empieza a responde a la llamada de auxilio, aunque, de momento, sea del todo insuficiente como para hacer frente de verdad a los poderosos intereses que quieren ver a Wikileaks cerrada, y a su fundador en una prisión de alta seguridad, o, aún peor, en una caja de pino. Veremos cómo se desarrolla la batalla…

    Fuente: www.kaosenlared.net

    Share

    Comentarios

    Deje un Comentario:

    Nombre *

    Correo (oculto) *

    Sitio Web